Jorge tiene miedo

Sí, ya lleva muchas semanas con pesadillas. Cada noche, al cerrar los ojos para conciliar el sueño, esa imagen aparece. Un bosque consumido por el fuego, humeante y negruzco. Y emergiendo entre el humo que aún juguetea sobre los troncos reducidos a carbón, va apareciendo un monstruo grande y rojo. Un gigante, feroz e inclemente monstruo que lo persigue. Corre detrás de él y le grita: "Tu lo buscaste, ¡tu lo encontraste!".

Y justo cuando se ve atrapado entre sus garras, la pesadilla termina, Jorgito abre los ojos y recuerda, para su pesar, que ese sueño no es otra cosa que lo vivido el día anterior y lo que le espera para el día que comienza.

Esta sí que es una pesadilla.

Jorge Washington tiene miedo.



¿Has oído las noticias en estos últimos tres días? Cuatro, cinco y hasta ocho porciento a la baja. Me refiero a las Bolsas del mundo. Viene, o mejor dicho, llegó la crisis. (Tuve que dejar de escribir para recibir una llamada. Era un amigo que me hacía la solicitud de un préstamo personal . Las cosas no pintan nada bien, ¡vaya!)

Pero no soy agencia noticiosa ni revista amarillista y esto lo escribo porque, oyendo las noticias hoy en la madrugada, recordaba varios momentos de crisis que son narrados en la Biblia.

Primero, entendamos que es lo que quieren decir los noticieros cuando hablan de crisis. Según el Diccionario de la Real Academia Española, en sus acepciones 3, 4, 6 y 7:

3. f. Situación de un asunto o proceso cuando está en duda la continuación, modificación o cese.
4. f. Momento decisivo de un negocio grave y de consecuencias importantes.
6. f. Escasez, carestía.
7. f. Situación dificultosa o complicada.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Por lo que, al decir que estamos en una crisis económica mundial, "la más importante de la historia de la humanidad" -según Pedro Ferris de Con*-, estamos asumiendo que es un asunto grave, de consecuencias importantes y que pondrán a todo mundo en situaciones de carestía. Hoy más que nunca, como dicen mis amigos, cuando a Estados Unidos le da gripa, a México (y a América Latina) le da pulmonía.

(* Pedro Ferris de Con es un periodista famoso en México. Lo cito solamente porque el fue quién dijo lo de la crisis más importante, bla, bla, bla, no porque sea la máxima autoridad en el tema.)

Crisis en el desierto


Ahora, de regreso a las crisis que se narran en la Biblia, déjenme comentarles acerca de una de ellas.

El momento es cuando el pueblo de Israel es liberado de Egipto e inicia su jornada a través del desierto. ¿Qué habría en el desierto para ellos? ¡Se morirían de sed y de hambre!



Eso sin considerar la primera crisis que pasaron al casi ser alcanzados por los egipcios a orillas del Mar Rojo (Exodo 14). Crisis que por supuesto, libraron gracias a la intervención directa de Dios. Pero el hambre y la sed, no tan fácilmente se olvidan, ¿o sí?

y les decían los hijos de Israel: Ojalá hubiéramos muerto por mano de Jehová en la tierra de Egipto, cuando nos sentábamos a las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta saciarnos; pues nos habéis sacado a este desierto para matar de hambre a toda esta multitud. (Éxodo 16:3)


Así que el pueblo tuvo allí sed, y murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y a
nuestros ganados? (Éxodo 17:3)


Este momento es muy interesante, ya que cualquiera pensaría (sin haber leído la historia completa): "Claro, habiendo sido esclavos, ahora libres y sin rumbo aparente, sin posesiones y en el desierto... ¡La muerte es su destino seguro!". Pero por supuesto que nada más lejano de la realidad. De hecho, ellos tenían un rumbo; uno que Dios conocía y les había revelado previamente:

Por tanto, dirás a los hijos de srael: Yo soy JEHOVÁ; y yo os sacaré de debajo de las tareas pesadas de Egipto, y os libraré de su servidumbre, y os redimiré con brazo extendido, y con juicios grandes; y os tomaré por mi pueblo y seré vuestro Dios; y vosotros sabréis que yo soy Jehová vuestro Dios, que os sacó de debajo de las tareas pesadas de Egipto. Y os meteré en la tierra por la cual alcé mi mano jurando que la daría a Abraham, a Isaac y a Jacob; y yo os la daré por heredad. Yo JEHOVÁ. (Exodo 6:6-8)


Además, pobres, pobres, lo que se dice pobres, no iban:

sino que pedirá cada mujer a su vecina y a su huéspeda alhajas de plata, alhajas de oro, y vestidos, los cuales pondréis sobre vuestros hijos y vuestras hijas; y despojaréis a Egipto. (Éxodo 3:22)




Pero, ¿de que sirve tener dinero si no hay alimentos o agua qué comprar? ¿No es exactamente lo mismo que haya comida y no tener ni un centavo en la bolsa? La crisis, la carencia, puede estar en uno o en otro lado; en el anaquel del almacén o en la cartera del consumidor. La carencia a veces está en ambos lados.

¿Nos bastará a nosotros?


Nosotros como cristianos, como hijos del Dios vivo, todopoderoso, ¿cuál es la actitud que debemos adoptar frente a estos tiempos? ¿Cuál es la forma en que debemos caminar a través de la crisis? ¿Cómo debemos orar y para qué?

Déjame preguntarte: ¿cuál será tu testimonio en estos días de prueba que vienen? ¿Qué estarás haciendo?

El pueblo de Israel se quejó más de una, que digo una, más de mil veces. No le bastó ser liberado de la esclavitud en Egipto. No le bastó pasar en seco el Mar Rojo mientras sus enemigos eran destruidos detrás de ellos por ese mismo mar que se abrió para darles paso. No le bastó ser protegido por una columna de fuego en la noche y una de nube durante el día. No les bastó tener maná y codorniz y agua para comer y para beber. No le bastó que todo lo anterior y más, fue provisto por su Dios, el único Dios, nuestro Dios. ¿Nos bastará a ti y mí la provisión de Dios durante estos años y durante los días de crisis que vienen? Digo, nos bastarán para sobrevivir pero, ¿"nos bastarán" para darle la gloria y la honra y el honor a pesar de todo lo que venga?

Podemos estar confiados en que el Señor nos proveerá de acuerdo a su voluntad. ¿Recuerdas lo que David cantaba en el Salmo 37:25?

Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.



¿Y quiénes son los justos? ¿Todos los seres humanos? ¡NO! ¿Todos los que asistimos a una iglesia cristiana? ¡NO! La Biblia dice que "No hay justo, ni aun uno;" (Romanos 3:10b) y por lo tanto, ¿de quién hablaría David?

La única forma en que Dios nos puede declarar "justos" es por medio de la fe en su Hijo. (Si estas leyendo este artículo y no te queda claro lo que acabo de decir, te recomiendo que leas el artículo: "Falsamente seguros" [da clic en el título] con mucha atención; estamos hablando de tu condición delante de Dios y de tu destino eterno).

Crisis sí, pero con Dios


Así que, ¿qué podemos esperar de nosotros mismos y que espera Dios de nosotros para estos tiempos de crisis mundial? Tres cosas, por lo menos:

1. Total confianza en Dios. El está en control de todo, lo entendamos o no.

Salmos 46
1 Dios es nuestro amparo y fortaleza,
Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
2 Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida,
Y se traspasen los montes al corazón del mar;
3 Aunque bramen y se turben sus aguas,
Y tiemblen los montes a causa de su braveza. Selah
4 Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios,
El santuario de las moradas del Altísimo.
5 Dios está en medio de ella; no será conmovida.
Dios la ayudará al clarear la mañana.
6 Bramaron las naciones, titubearon los reinos;
Dio él su voz, se derritió la tierra.
7 Jehová de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah
8 Venid, ved las obras de Jehová,
Que ha puesto asolamientos en la tierra.
9 Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra.
Que quiebra el arco, corta la lanza,
Y quema los carros en el fuego.
10 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;
Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.
11 Jehová de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah



2. Oración constante (aunque este debería ser nuestro estándar, ¿qué no?).

Marcos 13:33
Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo.

1 Tesalonicenses 5:17
Orad sin cesar.

1 Timoteo 2
1 Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres;
2 por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.
3 Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador,
4 el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la
verdad.
5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,
6 el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.



3. Ser instrumentos útiles a Dios para que su Reino avance.

Mateo 4:17
Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Mateo 10:7
Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.

Hechos 17
7 Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad;
8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.


La crisis es inminente. No soy economista, pero cualquiera puede ver que lo que hoy está sucediendo, ha sido el resultado de "nuestra inteligencia" en la economía. Sólo es parte de lo mismo: la decadencia del hombre. Esta crisis no se resuelve más que con un milagro, que puede suceder, pero que dudo que ocurra; no creo que haya condonación de nuestra deuda; pagaremos. Sin embargo, Dios está con nosotros y eso hace la diferencia. El nos ha prometido que nunca nos dejará ni desamparará. Sea en crisis o en abundancia, siempre está Él a nuestro lado; ¿estás tu siempre a su lado?

Este es un buen momento para recapitular. Este es un buen momento para recordar que no somos nada si Él no está con nosotros, si Él no es NUESTRO DIOS y NUESTRO SEÑOR. Oremos no porque venga un milagro de su parte y todo se resuelva sin que nos demos cuenta (Él tiene el poder de hacerlo, que nos quede claro), oremos más bien para que, sea cual sea su voluntad, entendamos que será para su gloria y para que nosotros le demos también a Él la gloria en todo. Incluso en la más dura de las pruebas Dios merece recibir toda la honra. Cuando oramos: "Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra" (Mateo 6:10), ¿realmente lo creemos? "Hágase tu voluntad". Creámoslo y aceptémoslo. Obedezcamos su voluntad y seamos siervos inútiles delante de nuestro Señor (Lucas 17:10).



¿Tienes miedo como Jorge? No debes. No debemos. ¡Ánimo! "Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?" (Romanos 8:31b). ¡Manos a la obra y rodillas en el piso! El mundo necesita conocer a Cristo. Recuerda: "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" (Filipenses 4:13).

--------------------

(Te recomiendo este breve estudio acerca de la oración. Está en video, subtitulado en español y dura 8:30 minutos. Da clic aquí.)

.

Comentarios

Luis Enrique Alvarado ha dicho que…
muy bueno hermano, muy bueno, sabes muchos cristianos creen que no vamos a pasar por problemas pero Jesus nos advirtio que hibamos a tener aflicciones pero que confiaramos en el, muy bueno.

Saludos
Atte.
Luis E. Alvarado
hefziba Iglesia Cristiana ha dicho que…
Efectivamente,que tengan miedo los que como jorge, tienen puesta su esperanza en el dios Mamón.que son un buen.jajaja.para los que confíamos en Él Señor... Él es Roca de los Siglos,pronto auxilio en la tribulación,nuestra mirada esta en las cosas de arriba, no en las de la tierra,donde vive Cristo.(Colosenses 3:1)Somos como el Monte de Sión, que permanece para siempre....muy buen artículo, Bendiciones
Luis Enrique Alvarado ha dicho que…
Hermano
Tu blog me gusta y me edifica, ya lo agregue en mis amigos en mi blog.
Saludos y adelante.
Atte.
Luis E. Alvarado
David Franco ha dicho que…
Qué tal Luis Enrique:
Muchas gracias, en verdad. Creo que no necesito decir mucho: ¡hace semanas que estás en mi blogroll! :)

Que Dios te siga bendiciendo y usando.
David Franco ha dicho que…
Comparto contigo, Luis Enrique, y con los otros tres lectores del blog :) un pensamiento que le envié a una amiga en E.U.A. respecto a la edificación a través de los artículos de este blog.

"... it is my heart's wish that my writings would be of blessing for my brothers and sisters, wherever they are, and if I only reach one of them, then the task is acomplished, for it is for His glory and honor."

"... es el deseo de mi corazón que lo que escribo sea de bendición para mis hermanos y hermanas, dondequiera que se encuentren y si alcanzo aunque sea a uno solo, entonces el objetivo se ha cumplido, ya que es tan sólo para Su gloria y honor".

Nos seguimos leyendo.

David
David Franco ha dicho que…
Gracias por andar por esto lares, hefziba Iglesia Cristiana. Efectivamente, que tiemblen los que no tienen una Roca a la cual asirse... bueno, a veces nos agarra también a nosotros la "temblorina", pero no la "santa", ¿verdad? :) Sin embargo, sabemos que el Señor está con nosotros y esa, esa es la gran diferencia.

Dios te siga bendiciendo.

Entradas populares de este blog

¡Sí! ¡Sermones de 15 minutos y cultos más atractivos!

"Cuando te toca, ni aunque te quites, y cuando no te toca, ni aunque te pongas"

Seis razones por las que los jóvenes se van de la iglesia