La tolerancia moderna: ¡Acéptala ahora!


El 30 de septiembre de 2014, cité esta frase en Facebook:

"Nuestra cultura ha aceptado dos grande mentiras: la primera, es que si tú estás en desacuerdo con el estilo de vida de alguien, seguramente es porque le temes o le odias y la segunda ,es que si amas a alguien, entonces debes estar de acuerdo con todo lo que esa persona cree o hace. Ambas son mentiras sin sentido" —Melissa Klein

Y pues hay una historia, relacionada con este tema, que sería hilarante si no fuera trágica, y que recién volví a ver hoy en un video en YouTube. Aquí se las comparto:

Todd Friel se encuentra predicando al aire libre y llega un momento en el que, empujado por las circunstancias, inicia el siguiente diálogo con su audiencia (para probar su punto):

Todd: Entonces, ¿ustedes creen que yo estoy equivocado?

Gente: ¡¡¡Síiii!!!

Todd: Bueno, ¡yo creo que ustedes están equivocados!

Gente: (Por decencia, omito algunos gritos) ¡¡¡Nooo!!! Tú lo estás (enojados).

Todd: ¿Cómo es que ustedes sí pueden decirme que yo estoy equivocado pero yo no tengo derecho a decirles a ustedes que están equivocados, mis postmodernos oyentes?

...

Y pues así es la sociedad actual, te exige "tolerancia" que más bien es "aceptación" de sus creencias, usos y costumbres y comportamientos, mientras que NO está dispuesta a devolverte la misma cortesía.

La tolerancia moderna es un camino de un solo sentido: "tú me toleras, y ya".

Como cristianos, nunca seremos tolerados ni aceptados por la mayoría por decir la verdad de la situación del hombre y de su destino eterno, aunque el mensaje que proclamamos es uno de amor y esperanza: que en Cristo hay perdón y salvación.

"Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo" (Juan 17:14 ).

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Sí! ¡Sermones de 15 minutos y cultos más atractivos!

"Cuando te toca, ni aunque te quites, y cuando no te toca, ni aunque te pongas"

Seis razones por las que los jóvenes se van de la iglesia