Crepúsculo: Amanecer del Neoromanticismo - 1a Parte

Actualizado el 4-Dic-2008

Alerta inicial




Un tema preocupante. Preocupante porque he visto en los últimos tiempos un creciente interés de parte de los niños, adolescentes y jóvenes en el tema de los vampiros. Han proliferado novelas, películas y programas de TV (no, no es sólo "Crepúsculo") con estos personajes como protagonistas principales; con un matiz de romanticismo y bajo el principio del Yin-yang del Taoísmo, en donde, aunque todos estos son seres infernales, los hay "buenos" y los hay "malos"; son caras diferentes de una misma moneda.



El vampiro, en mi definición, es un ser humano que busca la eternidad en la tierra y que, para conseguirla, requiere de entregar su alma y efectuar sacrificios humanos, que incluyen el ritual de beber la sangre de sus víctimas. ¿Hay algo de romántico en ello?


¿Neoromanticismo "necrofílico"?


No advertir a nuestros jóvenes de estos asuntos, es permitirles que ingresen a un mundo en donde el alma tiene un valor infinitesimal, comparado con el valor de la pasión sexual y los placeres carnales. Es permitirles también entrar a un mundo en el cuál, llevar a otro ser humano a perder su alma es amor. Un mundo en donde perder el alma por "amor" está bien; es necesario. Un mundo en el que los protagonistas de una pasión, son seres muertos. Un mundo en el que el ritual de matar a un ser humano y beber su sangre, es romántico.

¿No nos ha bastado con permitir a nuestros jóvenes tomar cursos de hechicería por cine y televisión con el "Alfarero Maldito" (Harry Potter)? Tal vez no tus jóvenes, pero muchos cristianos lo han hecho y permitido. ¿Reforzaremos las lecciones de hechicería con las de los rituales "vampirescos" de "Crepúsculo", "Drácula", "Angel", etc.? Y después, ¿qué? ¿Nos asombraremos de que nuestros jóvenes se vuelven, "góticos", "darks", "darketos" o cualquiera de sus derivados o peor aún, que se involucren directamente con las mismísimas raíces de estos movimientos?

¡NO!


Por favor, lee el siguiente artículo en el que se habla acerca de esta novela/película que está causando "furor" hoy en día. El artículo está en inglés pero hay una liga para su traducción automática. Y si, por alguna causa no lo lees, de cualquier forma, no promuevas ni leas la novela y tampoco veas la película, ¿tiene algún sentido vaciar basura en tu mente y exponerte a ti mismo y a los tuyos a las argucias del enemigo?

------------
Fe de erratas: Faltaba el enlace al artículo en inglés. Haz clic aquí.

Comentarios

Luis Enrique Alvarado ha dicho que…
Muy buen tema David, y muy cierto creo que la Iglesia a descuidado esos temas, que tambien atacan a los niños, sabes mi hijo tiene casi 6 años y en la casa tenemos tele por cable, sabes las caricaturas estan horribles llenas de hechiceros y esas cosas, seres diabolicos y todo eso, creo qu debemos poner atencion en esas cosas que son muy importantes.

Muy bueno tu tema me has dado una idea jajaja saludos amigo.
Atte.
Luis E. Alvarado
Así es Luis Enrique. En muchas iglesias y casas de cristianos, se ha descuidado lo que se ve y se oye.

Nosotros en nuestra iglesia, junto con algunos hermanos, tuvimos el privilegio durante nuestras épocas de consejeros de intermedios, de tocar muchos temas relacionados a la música, el halloween, los programas televisivos, las películas, los grupos musicales, la simbología y otros asuntos que por descuido y/o ignorancia, se dejan de lado. Y al dejarlos de lado, permitimos que nuestros niños, adolescentes y jóvenes, se contaminen como si nadaran en una alberca de plutonio, por decir algo suave.

Nos seguimos leyendo. Un abrazo.
la verdad a luz ha dicho que…
Hola David! esta tremendo eso de lo que hablas hoy en dia, hay tantas cosas que son aceptadas que derepente pasan desapercividas o como algo tan normal. Todas la peliculas o dibujos animados para niños y jovenes tienen que ver con magia, hechiceria y todo lo demas. Es espantoso, nuestros hijos no pueden ver ya casi nada en television! Muy interesante el articulo, espero que despierte consciencias!

Bendiciones
Atte,
Claudia
Sí Claudia, ya casí es imposible encontrar buenos programas en la televisión. Creo que tenemos que inaugurar un nuevo canal, ah, ya sé, que tal si le ponemos de nombre "Enlace", ja, ja, ja.

Ya en serio, cada vez son menos los programas con contenido realmente familiar y que aporten algo a los valores morales.

Si tuviste oportunidad de leer el artículo en Bajo su Cayado de "La influencia de la música moderna", menciono también la televisión, el cine e Internet como parte de la infraestructura que el diablo aprovecha para llegar a la gente y adueñarse de sus horas y voluntades.

Si tienes oportunidad, date una vuelta por: http://bajosucayado.blogspot.com/2008/10/la-influencia-de-la-msica-moderna_26.html

Gracias por tus comentarios. Que Dios te siga bendiciendo.
hefziba Iglesia Cristiana ha dicho que…
Bueno ,pues ami me pueden juzgar de "radical" o "legalista" pero la conclusión a la que YO en (primera persona)llegué fue NO ver t.v. Tengo 2 hijas 1 de 9 y otra de 4 y creanme, pasamos tiempo juntos, jugamos,etc y como dijo Wilkerson. es mejor dejarla afuera,adémas de que QUITA MI PRECIOSO TIEMPO......solamente veo noticias y de véz en cuando.
Saludos
Te digo lo que pienso Luis:

Creo que es una decisión que no cualquiera puede tomar. Y es que la TV es tan adictiva como cualquier tecnología y está muy arraigada en las familias de casi cualquier país (por supuesto, en México ni se diga). Es una decisión que puede llevar a una confrontación con los nuestros. Pero para los padres cristianos, la palabra "confrontación" (de cotejo, no de pleito) debería ser una palabra de uso diario. El cotejo de la Palabra de Dios contra las costumbres del mundo; lástima que cada día que pasa hay menos valientes (¿o menos cristianos?).

Tengo en el tintero más de este tema (música, TV, Internet y otros bichos raros) que hemos tratado, como parte de nuestro ministerio, con niños, adolescentes y jóvenes, de nuestra iglesia y otros lugares, tanto dentro de la "formalidad" de la iglesia (uniones, escuela dominical, etc.) como en la convivencia y amistad con ellos y sus familias.

Gracias por confrontarnos con la realidad cristiana de tomar decisiones radicales en pro de la salud espiritual.

Que Dios te siga usando, Luis.
Un abrazo.

Entradas populares de este blog

¡Sí! ¡Sermones de 15 minutos y cultos más atractivos!

"Cuando te toca, ni aunque te quites, y cuando no te toca, ni aunque te pongas"

Seis razones por las que los jóvenes se van de la iglesia