Otras 600 víctimas de la publicidad


Desde hace muchos años, no puedo ver la publicidad como algo simple; algo que es normal y que viene junto con el paquete de la información o entretenimiento en los medios de comunicación. No recuerdo desde hace cuanto tiempo, cada que veo un comercial en la televisión, en revistas, en periódicos, en la calle o cuando escucho un anuncio en la radio o cualquier otro medio, incluido Internet, no puedo dejar de usar mis "gafas de crítico" (que por cierto, casi siempre las traigo puestas, ¡ja!).

Alguna vez, trabajando en el área de video tape de una importante empresa televisora, junto con algunos compañeros, pudimos "descubrir" cómo se manipulan las imágenes dentro de los comerciales; en 30 cuadros por segundo caben muchas cosas. Eso ya lo sabía, pero lo pude constatar de primera mano.

He platicado con algunos padres de familia en cuanto a ser críticos con lo que observamos en el mundo, principalmente con los programas y anuncios en la televisión. Algunos me han dicho que están conscientes de ello. Otros que no saben de lo que estoy hablando y algunos más, que lo han hecho pero que les cansa y les es difícil estar "revisando" todo lo que ven, aunque sea para enseñar a sus hijos a "no ver basura" o a filtrar lo que está llegando a ellos a través de los medios.



Mi conclusión es que, por desinformación o por falta de interés real, estamos dejando de filtrar mucho de lo que los medios nos quieren poner en el cerebro y que generalmente, en la mayoría de los casos, es nada más que basura.

No es mi intención escribir un tratado de "contra-publicidad" en este espacio (aunque no estaría nada mal... lo pensaré), sino platicarles que es deplorable el uso de los "artilugios mercantilistas" del mundo para "atraer a las masas" a la iglesia. Y cuando digo "iglesia" tal vez hasta me estoy refiriendo a la mía o a la de ustedes; podría ser cualquiera. Este tema de la ideología de la "iglesia emergente" y de los movimiento "seeker-sensitive" o "seeker-friendly" ("amigable al mundo", como yo le llamo) y "self-esteem" ("autoestima superlativa", como yo le digo) han contaminado tanto a la iglesia, que ya creemos que ésta, es "otro" producto más y que debe promoverse, promocionarse y "venderse" como tal.

Según vemos en el libro de los Hechos, la forma de hacer crecer a la iglesia era otra muy diferente. Veamos solo un par de versículos (ustedes lean todo Hechos):

Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón,

alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.
Hechos 2:46-47 (énfasis añadido)

Y si leemos los versículos previos en voz alta delante de todos estos "vendedores" de asientos en las iglesias, ¡se nos infartan! ¿Tendrían todas las cosas en común y venderían sus pertenencias para repartir según las necesidades de los demás? ¡Ja! Sí, claro, eso era en otras épocas —dirían ellos—... Pero lo que no cambia es que es El Señor el que añade a la iglesia a las personas, no sus campañas publicitarias; esas añaden adeptos y buscadores de comodidad espiritual. El Señor las añade cuando su Iglesia obedece predicando el Evangelio a toda criatura. A través de los medios, sin utilizar los medios o a pesar de los medios.

Pero si a pesar de todo, deseas iniciar una nueva iglesia con las modernas estrategias de estos tiempos, y tienes los dólares necesarios para rentar un gran local, hacer todos los trámites de ley, montar tu escenario y contratar a los trabajadores requeridos para atender a tus invitados, déjame desilusionarte: no es suficiente. Necesitas otros 25 a 35 mil dólares para tu campaña publicitaria. ¡Ah! Y no olvides NO mencionar el Evangelio, esto es primordial.

Parece una tontería, ¿verdad? Bueno, pues lo es. Pero no para todos, porque hay casos de la vida real en donde encontrarás este manejo de artimañas para la inauguración de una nueva iglesia. ¿Vergonzoso? Totalmente.

¡Pero hay quien lo hace! Mira, aquí está la nota, en Cristianismo Ficción: Receta para tener 600 miembros en 45 días.

Comentarios

Donald J. Dolmus J. ha dicho que…
Muy buen artículo apreciado David.
Que el Señor te siga usando para seguir advirtiendo al pueblo de Dios acerca de los lobos rapaces.

Es cierto que muchas veces uno se cansa de tantas fuentes de información que influyen de manera directa o indirecta sobre nuestra mente. Es ahí donde debemos renovarnos en nuestras mentes con el poder del Espíritu Santo.

Qué pena por todas aquellas personas que creen que están siguiendo a un jesús, que no es el Jesús de la Biblia.

Donald Dolmus
atalayadejesus.blogspot.com
Como dices Donald, es una pena que se "venda" una imagen de un "jesús" que es solamente un producto de una campaña publicitaria, y no de una campaña evangelística.

Siempre es bueno verte por acá. Un abrazo hermano.
hefziba Iglesia Cristiana ha dicho que…
¡Que bárbaro! Pero a estas alturas NADAAAAAA me extraña….en este momento estamos siendo INVADIDOS en Guadalajara por esta campaña publicitaria de “JESUS ES CHIDO” con una gran celebración en el estadio Jalisco el 20 de diciembre y ¿saben cual ha sido el cambio en la vida de la gente? ¡TARANNNNNNNN!….¡NINGUNO! solo ha dado de que decir. Eso sin contar que las personas son canalizadas a consejeria “psicológica cristiana” y el apoyo de grupos católicos (entre ellos el cardenal) y no dudo que llenen el estadio con sus músicos, gritos y mensajes “OPEN MIND” que solo ACARICIARAN EL PECADO DE LA GENTE Y DIRAN QUE FUE UNA GRAN VICTORIA ESPIRITUAL CON UN MONTON DE “CONVERTIDOS” CONFUNDIDOS PORQUE AHORA SON “HIJOS DE DIOS” Y NI SIQUIERA HAN NACIDO DE NUEVO., SOLO PORQUE ORARON LA ORACION DEL “PECADOR”……….PATRAÑAS
Sí Luis, vi algo en tu artículo pero no sabía que estaban invadiendo literalmente Guadalajara, como lo describes.

Otro motivo más de oración. Gracias por compartirlo con nosotros.

Entradas populares de este blog

¡Sí! ¡Sermones de 15 minutos y cultos más atractivos!

Seis razones por las que los jóvenes se van de la iglesia

"Cuando te toca, ni aunque te quites, y cuando no te toca, ni aunque te pongas"