La gloria ¿a quién?


Muchas veces se nos olvida quién es el autor y sustentador de todo lo que existe. Autor de nuestra vida y de nuestros talentos. Autor y consumador de la fe: Cristo Jesús.

Llegamos a pensar que somos nosotros los que contamos y los que somos importantes. En verdad la sociedad, la cultura y esta era "posmodernista" nos bombardea con la idea de que el centro de todo somos nosotros y que, fuera de uno mismo, la importancia de otras personas y de cualquier otro ser (Dios mismo) es relativa porque, nada es más urgente que satisfacer las propias necesidades de placer y bienestar aquí y ahora.

Lee el artículo completo aquí.

Comentarios

Unquestionably Multifaceted ha dicho que…
Gracias por este post! Me da mucha alegria saber que aun existen creyentes deseosos de dar la gloria a Dios y conocerlo a El mas que cualquier otra cosa. Que Dios te bendiga!
David Franco ha dicho que…
Hola Unquestionably Multifaceted:
Qué bueno que has estado de visita por aquí.

Uno de los engaños más grandes de nuestros días es precisamente, decir que le damos "la gloria" a Dios al ser nosotros mismos, por nosotros mismos y para nosotros mismos. He escuchado a pastores decir "Dios se alegra cuando tu eres tu". La verdad es que Dios se alegra cuando tu "desapareces del mapa" para darle toda la gloria a Él.

Sigue visitandonos, nos dará gusto leer tus comentarios.

Entradas populares de este blog

¡Sí! ¡Sermones de 15 minutos y cultos más atractivos!

Seis razones por las que los jóvenes se van de la iglesia

"Cuando te toca, ni aunque te quites, y cuando no te toca, ni aunque te pongas"