Un día me dijo...

"... y me dijo: Sígueme. Y levantándome, le seguí".

Murió por mí, me justificó, me perdonó, me rescató, me transformó, me salvó; me amó... ¿cómo no habría yo de seguirle?

--------------------------------------------------------------

Marcos 2:14 b
"... y le dijo: Sígueme. Y levantándose, le siguió".

Notas de:

Comentarios

Margarita ha dicho que…
Amén, ¡que lindo!
Gracias por tu visita Margarita.
Que Dios te siga bendiciendo.

Saludos.

Entradas populares de este blog

¡Sí! ¡Sermones de 15 minutos y cultos más atractivos!

Seis razones por las que los jóvenes se van de la iglesia

Bajo Tus Alas :: Julio Márquez :: Casa de Oración