Un día me dijo...

"... y me dijo: Sígueme. Y levantándome, le seguí".

Murió por mí, me justificó, me perdonó, me rescató, me transformó, me salvó; me amó... ¿cómo no habría yo de seguirle?

--------------------------------------------------------------

Marcos 2:14 b
"... y le dijo: Sígueme. Y levantándose, le siguió".

Notas de:

Comentarios

Margarita ha dicho que…
Amén, ¡que lindo!
Gracias por tu visita Margarita.
Que Dios te siga bendiciendo.

Saludos.

Entradas populares de este blog

"Cuando te toca, ni aunque te quites, y cuando no te toca, ni aunque te pongas"

¡Sí! ¡Sermones de 15 minutos y cultos más atractivos!