Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño;
porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos.
Romanos 13:11

Un blog de Ministerios Jesús 24x7®

miércoles, 13 de agosto de 2008

Nuestros "Artistas Cristianos"

Actualizado el 15-Dic-2008

Vi un artículo (en video) en Es Hora de Ser Real que me hizo pensar (por enésima vez) en el tema de la "farándula cristiana". Aquí mi reflexión de hoy:

Un artista, según el diccionario, es alguien que se dedica a un arte o que hace algo a la perfección o que actua frente a un público. Un cantate, según el diccionario también, es quien se dedica profesionalmente a cantar.


Para mí, los que se hacen llamar "artistas cristianos" son artistas, a secas. Que sean cristianos o no, eso es asunto de ellos con Dios. Algunos como cantantes son muy buenos, eso sí.

Ahora bien. El que lleva la palabra de salvación a otros, ¿cómo le llamamos? Evangelista (aunque debiéramos serlo todos, ¿qué no?). ¿Y el que canta para Dios y dirige la alabanza y la adoración en la congregación? ¿Director de alabanza? ¿Ministro de música? ¿Levita? (que todos deberíamos utilizar nuestra voz para adorar, eso está claro).

Así que si un artista, se califique como se califique, desea llevar el mensaje del evangelio y dice vivir para ello, entonces debería ser un evangelista arriba del escenario y abajo también. Cuando va de gira y cuando está en su pueblo paseando por la plaza principal. Cuando está de vacaciones y cuando da entrevistas a MTV. Cuando lo ve la gente y cuando está en casa con sus amigos. Cuando está viendo un partido de fútbol y cuando va al mercado por las verduras. No sólo es cuestión de hablar sino de actuar. Y es que quizás, no han leído en la segunda carta a Timoteo: "que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina." (2 Timoteo 4:2).

Mucho se habla del "mercado cristiano" en el mundo de la música (y en otros rubros también) y, hablar de ese mercado es, a mi parecer, hablar de un nicho más para mercadear productos. Además, se incluyen en el "mercado cristiano" otras religiones y sectas que no lo son, pero que aparentan serlo. Entendámoslo; es un nicho de mercado erróneamente calificado como "cristiano".

Usar la música para llevar el evangelio está bien, pero decir que se vive para llevar el evangelio a otros con la música y usarla para lucrar única o principalmente... vaya, eso es harina de otro costal.

Voy a hacerte algunas preguntas (que ya me hice primero yo). Contéstalas con honestidad y evalúa cual es tu posición frente o dentro de este "mercado" porque, quizás, ya eres parte activa.

Test del Fan cristiano


Primera parte.
1. ¿Compras discos o asistes a conciertos de los artistas cristianos porque su música es cool y actual?
2. ¿Ahora que has descubierto este nuevo mundo musical, los himnos tradicionales te parecen sosos y sin chiste alguno?
3. ¿Te encantaría tener un autógrafo del susodicho artista o artistas?
4. ¿Buscas tener alguna playera, llavero, fotografía o cualquier otro material promocional, digo, recuerdo de tu artista o artistas favoritos?
5. ¿Has soñado alguna vez en convertirte en uno de ellos?

Segunda parte.
6. ¿Conoces la historia o biografía de tu cantante o cantantes cristianos favoritos?
7. ¿Sábes a que iglesia asisten y lo que ellos creen?
8. ¿Sábes en que ministerios trabajan fuera del ámbito musical?
9. ¿Los has escuchado en las entrevistas que dan a medios de comunicación no cristianos como periódicos, revistas, programas de televisión (como MTV) y otros? ¿Has constatado que en cada entrevista llevan la conversación invariablemente hacia el Evangelio?
10. ¿Has revisado y analizado las letras de sus canciones (y sus entrevistas) y son totalmente apegadas a las enseñanzas bíblicas?

Me gustaría poner un sistema de puntuación para este cuestionario. Tal vez lo haga más adelante pero por el momento, baste decir que hemos llegado a considerar a nuestros artistas cristianos como infalibles en toda actividad. Cantan bien. Tocan bien. Sus letras están cool y son actuales. No hablan del evangelio en entrevistas pues porque es su estrategia para llegar a más gente (?!?!?!?!?). Son universales pues es mejor la tolerancia que la verdad, digo, que la intransigencia. ¡Vaya! Sólo les faltan alas y aureola.

[Quiero dejar en claro algo para que no se me mal interprete. Me parece que en ese "mercado" hay artistas que, además de buenos, son congruentes con lo que dicen creer y lo que viven. Yo mismo tengo en mi haber discos de alguno de ellos. Sus canciones y lo que conozco de su vida han sido de gran bendición para mí.]

¿Culpables o cómplices?


Déjame decirte que cada quien tiene la culpa que le corresponde. Si tuviéramos lo ojos puestos en Cristo, todo el tiempo, ¿miraríamos con ojos de fans a los artistas y famosos cristianos? ¿Buscaríamos aplaudirle al hombre en vez de adorar de corazón al Creador y Salvador nuestro? ¿Pondríamos en nuestro corazón a dichos artistas como heroes espirituales? ¿Llegaríamos al extremo que hoy se está viendo y viviendo, principalmente con los jóvenes, de idolatrarlos como se ha hecho con los grandes artistas del rock, por poner un ejemplo?

Te reto a que le preguntes hoy a cualquier joven de tu iglesia, como quién querría ser, en otras palabras, quién es su héroe en la vida. No te voy a decir las respuestas que he escuchado porque quiero que recibas las respuestas de tus jóvenes conocidos. Algunas serán correctas, otras "buenas" y, me temo mucho, que muchas serán tristes. Descubriras ídolos en lugar de héroes y en otros casos, descubriras un vacío tan grande, que llorarás, como muchos ya lo hemos hecho.

¿Seguiremos sentados, sin decir ni hacer nada ante lo que sucede? No lo creo, pero yo no puedo responder por ti.

(Puedes ver el video que mencioné al inicio en El mundo se nos ríe en la cara en el blog Es Hora de Ser Real)

-----------------------------------

Actualización: En la cita de 2 Timoteo 4:2 se cambia la versión de NVI por Reina-Valera 1960

lunes, 11 de agosto de 2008

Los cristianos siempre seguimos a nuestros líderes

lider

Pero, ¡¿¡¿qué cosa estoy diciendo?!?!

Vaya, si por eso me gusta el título de "Pastor" para mi pastor. El pastor es aquel que guía a las ovejas no a donde él quiere, sino a donde él debe. Hoy algunos líderes (léase: ministros, apóstoles, ungidos, etc.) están guiando a las ovejas a donde ellos quieren y no a donde deben. Pero la culpa no es del indio, sino de quien lo hace compadre...

Los de Berea no siguieron ciegamente a Pablo y Silas, sólo se dejaron guiar por ellos, pero siempre validando que las enseñanzas y el rumbo fueran aquellos establecidos y fijados por aquel a quien sí debían seguir: Cristo (Hechos 17:10-12).

Nosotros somos los que les hemos dado a aquellos líderes a los que me refiero, los cayados para que nos guíen y, así callados, callados, se han tomado también el atributo de jefes de "sus" iglesias y hemos accedido a seguirlos a ellos, cuando deberíamos estar siguiendo sólo a Jesús.

Jesús nos dijo "Yo soy el Camino". Cualquiera otro que se atreva a decir que "es" el camino a Dios, está en contra de Jesús y miente. También dijo "Yo soy la Verdad". Cualquier "líder" que se empeñe en decir que tiene la verdad y no señale

e-x-c-l-u-s-i-v-a-m-e-n-t-e

a Jesús como esa Verdad y no enseñe la Verdad que la Biblia establece, el tal no es ni líder, ni cristiano, ni verdad, ni nadie a quien le debamos permitir guiarnos. Finalmente, Jesús dijo: "Yo soy la Vida". Y, bueno, si alguien se atreve a decir que "él" es "vida" o que nos puede "dar vida" por algún medio como dar dinero, propiedades, etc., ¿qué te puedo decir? ¡¿Habrá alguna mentira más grande que esa?!

Al final de cuentas, como los hermanos de Berea, debemos validar lo que se nos predica y se nos enseña. No hay otra forma que buscar en la Palabra de Dios.

962108_gospel_reading


[Por cierto, ¿lees tu Biblia todos los días?]

.

martes, 5 de agosto de 2008

Hoy me enteré de que ya no está con nosotros

No lo sabía hasta hoy que me platicaron. Luz María murió el sábado por la noche. Joven, con un futuro prometedor, con un esposo que la amaba entrañablemente y, qué decir de su familia; todos la extrañarán. No la conocía a ella pero a su esposo sí.

Hoy por la noche estuve en la capilla en la que estaba siendo velada. Apenas hace dos días tenía planes y actividades. Hoy, hoy ya no está aquí. Le arrebataron la vida sin una razón. No hay razón alguna que justifique que alguien prive de futuro y sueños a otra persona. No hay razón que valga y menos para aquellos que la amaban.

Hoy conocí a su hermana mayor. Supe que era cristiana y que había hablado en diversas ocasiones con Luz María. Le había presentado el mensaje de salvación. Hoy tenemos esperanza de que ese mensaje haya sido recibido por Luz María. Su hermana tiene esa convicción. Gracias a Dios.

Pero... ¿Y los que quedan vivos? ¿Quién les hablará? ¿Están conscientes acaso de que la vida puede escapársenos en apenas un instante? Y los que están cerca de ti, ¿saben cuál es su condición de pecado delante del Creador?, ¿han escuchado del amor de Dios?, ¿les has dicho de Jesús y su muerte en la cruz con la cual pagó por los pecados de aquellos que se arrepienten y ponen su fe y confianza en Él?

Sí, no es tan fácil, pero es necesario. Es necesario porque es un mandato; Jesús lo espera de ti (Marcos 16:15). Mira, puedes recomendar a tus conocidos que vayan a la siguiente dirección de Internet:

http://elpropositodemivida.org/2012/04/el-proposito-de-mi-vida/

Después de que lo hayan leído (por supuesto, debes leerlo tu primero), platica con ellos y ayúdales a comprender cabalmente el plan de salvación (allí viene totalmente explicado) y explícales cuál debe ser su respuesta al Evangelio.

Un recordatorio importante: Nunca, jamás, olvides orar por ellos. Siempre pide al Señor que te use como instrumento suyo y que bendiga la invitación que harás. Pide que el Espíritu Santo toque los corazones y las mentes de aquellos a quienes invitarás a leer el mensaje del Evangelio en esa página. Esto es lo primero. Hablarles del evangelio es nuestro trabajo, pero el resultado siempre, y lo enfatizo, siempre será del Señor.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?
Romanos 10:14

domingo, 3 de agosto de 2008

Impactando o Integrando

Los cristianos deberíamos impactar en nuestra comunidad, nuestra sociedad y en el mundo por ser totalmente diferentes. Deberíamos impactar a nuestro prójimo por caminar por un rumbo diametralmente opuesto al de las personas sin Cristo.

camino_ancho
Hoy parece que la "moda cristiana" es caminar por senderos paralelos (si no idénticos) a los que anda el mundo.
Nos ha parecido que el camino angosto nos aleja del propósito de llevar a otros a Cristo.
Es tanto como pensar que para salvar a uno que se está ahogando, hay que sumergirse con él, tragar tanta agua como

él ha tragado, manotear y patalear desesperadamente y... ¡¿ahora quien nos salva?! Realmente la metáfora sería hilarante si no fuera una realidad trágica. Claro que debemos vivir en el mundo, ¡aquí nos puso Dios! Pero no confundamos la gimnasia con la magnesia. Jesús oró al Padre diciendo: "No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal" (Juan 17:15) y hasta ahora no he encontrado una cita bíblica en donde Jesús haya dicho algo como: "Te pido que los integres al mundo de tal manera, que no sepamos quién es quién". Y tal parece que esta es la filosofía que muchos cristianos viven hoy en día.

Los dejo con Romanos 12:2 en tres versiones diferentes. Después seguiremos platicando del asunto.

(Reina-Valera 1960)

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

(La Biblia de las Américas)

Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.

(Biblia en Lenguaje Sencillo)

Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto.

(El énfasis es mío)


[Lee la segunda parte. Haz clic aquí]

.

sábado, 2 de agosto de 2008

Siendo que soy el campeón de las caídas...

...he decidido iniciar este blog. Campeón... Sí, en verdad que lo soy.

Caida_silla2 Caida_silla4Caida_silla5

Y no, no soy el de la foto, pero de que me he caído por lo menos dos veces así, pues sí, me he caído. Y de algunas otras formas me he caído muchas, muchísimas veces. Por eso repito: soy el campeón...

Entrega_de_Medallas2

No, tampoco soy el de la medalla de oro, pero estoy seguro de que la merecería por mi habilidad de aterrizar abundantemente en la vida.

 

Pero hablando de este blog y antes de cualquier otra cosa, quiero decirles lo que *no* es, para irnos evitando confusiones.

Este blog NO es:

  • Un sitio de Auto-ayuda
    Un sitio Motivacional
    Un sitio de consejería para sobarle a la autoestima
    Un sitio de halterofilia
    Una colección de historias de éxito
    Un sitio de neurolingüística aplicada
    Un caldo de pollo para narcisistas

Este blog es un lugar en donde:

  • Entendemos que la verdadera fortaleza no viene ni de nuestro físico ni de nuestras mentes, sino de lo alto.

    Sabemos que superarse significa ser hombres y mujeres que buscan alcanzar la estatura del varón perfecto: Cristo.

    Estamos seguros de que levantarse es cuestión de humildad y no de autosuficiencia.

¿Por qué ¡Ya Levántate! ?

Más de una vez Dios me ha sorprendido descansando, aplastado en alguna banca y me ha dicho "¡Levántate!". Otras me ha visto en el suelo, por mi propia iniciativa y torpeza y también me ha dicho "¡Sí, Levántate!". Otras tantas me encontró en lugares en donde se necesitaba una voz que confrontara al error y a la displicencia y me gritó "¡Ya Levántate!". Y ¿sabes? Muchas de esas ocasiones, le ignoré.

¿No te identificas conmigo? ¡Bien por ti!

¿Sí te identificas conmigo? ¡Bien por ti!

Y es que, el mensaje es el mismo ayer y hoy, para ti y para mi: es necesario que nos levantemos. El trabajo es mucho y faltan obreros. ¿Seguirás sentado? Hay muchos que necesitan de Cristo. ¿Te quedarás en el piso? Dios te quiere de pie y trabajando...

¡Ya Levántate!

Fuente de imágenes: Caída, Medallas