Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño;
porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos.
Romanos 13:11

Un blog de Ministerios Jesús 24x7®

miércoles, 29 de septiembre de 2010

¿Matrimonios del mismo sexo? :: Dr. Vidal Valencia Ávila

Esta es una carta que el Dr. Vidal Valencia tuvo a bien enviarme y autorizarme a publicar.


¿MATRIMONIOS DEL MISMO SEXO?
por el Pbro. Vidal Valencia Ávila, pastor Presbiteriano


El 13 de agosto de 2010, la Suprema Corte de Justicia avaló los matrimonios de personas del mismo sexo. “La libertad que tiene el hombre incluye ahora también la libertad de casarse con personas del mismo sexo”.

Hoy día, que está de moda la defensa de los Derechos Humanos, no podemos menos que elogiar como grande bendición lo que marca la Organización de las Naciones Unidas respecto a los Derechos de los Niños. Entre esos derechos está el derecho a la vida, a tener un hogar, a la salud, a la vivienda, a ser respetados, a tener educación, etc. Estas cosas también han sido defendidas y promovidas por nuestro gobierno en México; pero me parece que lo acordado últimamente por nuestras autoridades traerá graves consecuencias a nuestra sociedad, por las siguientes razones:

1. Atentan contra la pureza de la familia.
2. Atentan contra la verdad y la moral.
3. Atentan contra nuestros hijos debido al mal ejemplo que ya están viendo en la conducta pública que esas personas adoptan.
4. Y principalmente ATENTAN CONTRA LAS SAGRADAS ESCRITURAS; LA CARTA MAGNA DEL CRISTIANISMO; PALABRA INMUTABLE DE DIOS; REVELACION COMO ÚNICA REGLA DE FE Y DE PRÁCTICA.

Consideremos que hoy día se escucha hablar con dolor y tristeza respecto al cambio de los valores, siendo éste, el de los matrimonios del mismo sexo y la adopción de hijos/as los peores de esos cambios:

“¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!” (Isaías 5:20).

La Biblia es el libro por excelencia que exalta la justicia sobre la injusticia, el bien sobre el mal y lo moral sobre lo inmundo. Ya son 3,500 años que lo avalan, Moisés principió “El Libro” (la Biblia) con las leyes del Pentateuco, y Juan lo concluyó escribiendo sobre la ley del Amor, y hasta le fecha este libro ha sido el Best Seller de los Best Sellers aprobado por todas las generaciones. No de balde es el libro más leído, más traducido, más atacado y el que más vidas ha transformado y sigue transformando.

En él nos narra, desde la primera página, que Dios creó a Adán y a Eva de diferente sexo: “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” (Génesis 1:27, y al unirlos en matrimonio les bendijo diciendo: “…fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar; en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra” (Génesis 1:28). Esta orden de multiplicarse no hubiera sido posible si fueran de un mismo sexo (Génesis 2:20-25).

En cuanto a la adopción de niños, el Presidente Calderón dijo en una entrevista para el Canal Nacional 2 de la televisión mexicana (Agosto 2010) que muchos matrimonios heterosexuales han deseado adoptar niños y tienen que esperar mucho tiempo para conseguirlo, y que ahora con la nueva ley se les complicará más; por lo cual ahora debe pensarse en nuevas iniciativas para facilitarles sus deseos por bien de los niños.

Dios reveló su Palabra en forma escrita e inmutable por mano de Moisés, y en su libro de Génesis se narra acerca del disgusto de Dios por las costumbres homosexuales.

Por un lado, Jehová se agradó de Abraham y le llamó su amigo porque dijo Dios: “Yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio…” (Génesis 18:19); pero es interesante notar que inmediatamente después de este pasaje, la Biblia se refiere al pecado de Sodoma y Gomorra diciendo: “Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo” (desde entonces al homosexualismo se le llama pecado grave), por esta razón Dios determinó destruirlos (Génesis 18:19-23), lo cual se concretó de la siguiente manera: “Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; y destruyó las ciudades, y el fruto de la tierra” (Génesis 19:24-25).

Por lo anterior tengamos en cuenta que temprano o tarde hay o habrá un juicio de Dios como castigo para el tiempo presente y se completará en la eternidad para quienes no se arrepientan y se vuelvan al Señor. El SIDA es uno de estos castigos, el cual ya han recibido por adelantado muchos millones de seres humanos; después vendrá el Juicio Final.

Ruth Bell Graham, escritora norteamericana, esposa de un gran predicador a nivel mundial Billy Graham, al escuchar y ver cómo se han multiplicado cada día estas costumbres impuras de las que estamos hablando hoy, exclamó: “¡Si Dios no castiga a esta Nación (se refería a Estados Unidos), tendrá que pedirle disculpas a Sodoma y a Gomorra!”, creo que México ya alcanza la misma advertencia.

Pero hay una esperanza para las personas homosexuales y para todo tipo de personas que han cometido pecado (La biblia dice en Romanos 2:23 que todos hemos pecado) La misión de la iglesia cristiana en México y en cualquier parte del mundo es dar buenas noticias (1 Pedro 2:9), esa es nuestra especialidad. Hay esperanza para el mundo hoy. Esa esperanza está en Cristo Jesús. Por eso paso a compartir algunas reflexiones finales:

1. Estas declaraciones que hago no tienen por objetivo discriminar, ni condenar a cierto sector de la Sociedad, ya que la Biblia nos enseña que el principal de los derechos humanos conforme a las Escrituras, es el derecho a ser salvados de los pecados (1ª. Timoteo 1:15; 2:4). En otro momento, Dios le dijo al apóstol Pedro que no llame a ningún hombre “común o inmundo”, porque “Dios no hace excepción de personas” (10:28 y 34). Además, la Biblia también dice que Dios amó al mundo, y envió a su Hijo para salvarnos de la perdición: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16); su oración en la cruz fue: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34).

2. También he escrito este artículo para ayudar a quienes reconocen su falta para que se vuelvan a Dios y en el nombre de Jesús sean salvos de sus pecados, y una vez que son regenerados para una nueva manera de vivir; como lo declaran las palabras del libro Santo, la Biblia, en 1ª. Corintios 6:9-11 que dice: “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios”.

Estas son las buenas noticias para México, que cualquier persona que se arrepiente y lava sus pecados en la sangre de Jesucristo, Dios le perdonará y el Espíritu Santo regenerará su naturaleza vieja y le ayudará a dejar su vida de maldad y comenzará una vida agradable a Dios como ha pasado con tantos en el mundo. No importa cual sea tu pecado, todos somos pecadores, desde el Presidente hasta el más sencillo de nuestros compatriotas. Si te arrepientes, “…la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado” (1 Juan 1:7).

¡Dios Bendiga a México en su Bicentenario!

8 comentarios:

luis dijo...

Es bien cierto a las cosas hay que llamarlas por su nombre

Anónimo dijo...

Le doy gracias al Todopoderoso, porque la iglesia de Jesucristo empieza a levantar la voz para defender la buena y perfecta voluntad del Altísimo, sirviendo de ejemplo para los muchos cristianos que reciben poco alimento espiritual en sus congregaciones, cierto es que debemos orar a Dios por estas almas (homosexuales) pero más cierto es que debemos hablarles de lo que Dios ama y aborrece. ¿Puedo imprimir esta carta para regalarla?

David Franco :: ¡Ya Levántate! dijo...

Hola Luis:
Gracias por darte una vuelta por acá.

Un tema difícil, pero como dices: a las cosas por su nombre.

Dios te siga bendiciendo.

David Franco :: ¡Ya Levántate! dijo...

Estimad@ Anónim@:

Nos daría mucho gusto que nos dejaras tu nombre cuando nos visitas. Generalmente no publico los comentarios anónimos. En fin...

Cierto lo que dices, debemos orar por ellos y hablarles del amor de Dios y de la condición real en que se encuentran delante de Él y de que hay perdón para el pecador que se arrepiente y pone su fe en Cristo.

Sí, sí puedes imprimirla o reproducirla, solamente te pido que conserves el dato del autor en tu impresión: Dr. Vidal Valencia.

Que Dios te siga bendiciendo.

xoan dijo...

la biblia señala que la homosexualidad,tanto del varon como de la hembra o sea lesvianismo,son las consecuencias de la envidia y la soverbia,de quienes se dejan dominar por ellas y esto desncadena su fracaso,esta realidad no se cambia con leyes que prohiban la homosexualidad,si fueran efectivas dios las hubiera impuesto,la logica nos dice que si alguien tiene esta identidad homosexual nada lo cambiara,los matrimonios entre varon y hembra que no se concretan por la razon legitima o sea por verdadero autentico y mutuo amor,no son verdaderas uniones,son sustitutos para guardar las apariencias o por algun interes espureo,y siempre llevan la identidad de los homosexuales no asumidos,es por esto que es tan dificil encontrar un verdader matrimonio pleno y feliz como debe ser,el que un gay varon se case con una lesviana.no es muy diferente de dos del mismo sexo,seguiran siendo quienes son en las situaciones aparentemente distintas,tendran hijos pero con las definidas identidades homosexuales de sus progenitores,y asi se perpetua el defecto,freu el padre del psicoanalisis,ante este cuadro masivo y generalizado,proyecto la extincion de la humanidad,resumiendo la homosexualidad esta muy profundamente inscripta en la humanidad,asumida y la mas extendida no asumida ,y si no preguntese cada quien si vio alguna vez una mijer con verdadero atractivo femenino,puede que conozca una o dos,como em mi caso pero no proliferan,o cuantos varones verdaderamante masculinos conoce,no se si queda alguno,y sin bromear.

David Franco :: ¡Ya Levántate! dijo...

Hola Xoan:
Gracias por visitarnos y por comentar. Debido a la extensión de tus comentarios y a mi tiempo limitado, iré contestando por partes pues es importante hacer algunas precisiones.

1)

Tú dices:
"la homosexualidad,tanto del varon como de la hembra o sea lesvianismo,son las consecuencias de la envidia y la soverbia,de quienes se dejan dominar por ellas y esto desncadena su fracaso"

Yo pregunto:
a. ¿Dónde en la Biblia dice que es consecuencia de la envidia y la soberbia? Sólo por dejar la referencia para los demás lectores.
b. ¿Dónde en la Biblia dice que el ser homosexual o lesbiana te lleva al fracaso? ¿A qué llamas fracaso?

...

Dios dice:
Al homosexualismo se le llama pecado en la Biblia y no lleva a nadie al fracaso, sino como todo pecado, desde tener dioses ajenos hasta codiciar, conduce a la muerte eterna. No lo digo yo, lo dice la Biblia: "¿No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios? No erréis, que ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los robadores, heredarán el reino de Dios" (1 Corintios 6:9-11).

David Franco :: ¡Ya Levántate! dijo...

Xoan:

2)

Tú dices:
"esta realidad no se cambia con leyes que prohiban la homosexualidad,si fueran efectivas dios las hubiera impuesto"

[Nota: Dios se escribe con mayúscula.]

Yo pregunto:
a. ¿Estás seguro de que nunca Dios estableció una ley en contra?
b. Cuando Dios dice que "ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados" etc. "heredarán el reino de Dios"
en 1 Corintios 6, ¿está haciendo una prohibición implícita?

...

Dios dijo en el Antiguo Testamento, en las leyes para su pueblo:

"Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre" (Levítico 20:13). Hoy esa ley, tal y como se emitió en ese entonces, ya no está vigente, sin embargo, la sentencia para este y todos los pecados, como ya lo comenté previamente, es la muerte, la muerte eterna.

David Franco :: ¡Ya Levántate! dijo...

Xoan:

3)

Tú dices:
"la logica nos dice que si alguien tiene esta identidad homosexual nada lo cambiara"

Yo pregunto:
a. ¿A que te refieres con "identidad"?
b. ¿Cuando dices "la lógica", te refieres al pensamiento posmoderno que relativiza todo?
c. Aseveras que "nada lo cambiara" ¿Crees en Dios, Xoan? ¿Crees que Jesús vino a derramar su sangre para perdón de los pecados de aquellos que se arrepienten y ponen su fe en Él?

...

Dios dice:
La homosexualidad y lesbianismo son pecados (ya lo mencioné previamente). Dios nos amó y envió a su Hijo a morir en nuestro lugar para darnos vida eterna si ponemos nuestra fe en Jesús y su obra redentora (Juan 3:16) y para hacernos una nueva criatura, con una nueva naturaleza: "De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas" (2 Corintios 5:17); *todas las cosas* son hechas nuevas. Esto significa, nada más y nada menos, que Cristo nos cambia; lo que éramos antes, ya no lo somos más.
¿Crees esto, Xoan? No es mi lógica, es la Palabra de Dios.