¿Proclamas con tu vida?

Lo que crees te define y lo que haces confirma lo que crees.

Si lo que haces no es acorde con lo que dices creer, realmente no crees lo que dices.

Si como vives es totalmente congruente con lo que crees, entonces lo que haces proclama lo que eres y lo que crees...

¿No es esa la vida cristiana? ¿Reflejar el carácter de Cristo en quien, precisamente, creemos?

Piénsalo... ¡Vívelo!

"Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí" (Gálatas 2:20)

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Sí! ¡Sermones de 15 minutos y cultos más atractivos!

Seis razones por las que los jóvenes se van de la iglesia

Bajo Tus Alas :: Julio Márquez :: Casa de Oración