Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño;
porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos.
Romanos 13:11

Un blog de Ministerios Jesús 24x7®

miércoles, 30 de octubre de 2013

El cristianismo "no es bueno" para nadie

Estoy de acuerdo con David Silverman, Presidente de American Atheists Inc.: "En la actualidad, el cristianismo no es bueno para los EUA", como lo dijo en su debate con Dinesh D'Souza (Video en YouTube).


Bueno, realmente agregaría dos precisiones a su declaración para hacerla clara y contundente:

"En la actualidad, el cristianismo [verdadero] 'no es bueno' para los [norteamericanos que desean vivir sin rendir cuentas al Creador]".

De hecho, el cristianismo "no es bueno" para ningún ser humano que desee vivir su vida sin rendirle cuentas al Dueño y Señor de todos y de todo. El primer paso que estas personas dan, es negar la existencia de Dios y el segundo, descalificar al cristianismo.

Pero los que hemos sido redimidos por Cristo entendemos esto de manera diferente: el cristianismo verdadero, rendir la vida a Cristo y poner toda nuestra fe en Su persona y en Su obra de redención, es bueno para todos, hasta para los Estados Unidos de Norteamérica. En realidad no es solamente "bueno", sino que es el único camino a la reconciliación con el Creador.

Es triste el caso de David Silverman, tan cerca del receptor de la promesa (él es judío) y tan lejos del Dador de esta.

"Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo" (Gálatas 3:16).

"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6).

No te confundas mi amigo, el cristianismo verdadero es tener a Cristo como tu Señor y Salvador, negarte a ti mismo y seguirlo cada día de tu vida. ¿Por qué no te tomas unos minutos y lees este artículo que lo explica ampliamente?

lunes, 14 de octubre de 2013

"Una golondrina no hace verano"

¿Has escuchado la frase: "una golondrina no hace verano"?


He escuchado segmentos de sermones de algunos "ungidos" y "apóstoles" y "profetas" que hasta parece que están basados en La Biblia. Pero nunca me bastan 5 ó 10 minutos para calificar al mensajero ni al mensaje como "bueno" o "doctrinalmente correcto". En ocasiones harían falta unas 10 horas de sus enseñanzas, de esas que imparte en la "intimidad" de su grupo o congregación para evaluarlos, aunque por lo regular, a los 30 minutos ya sabes de donde vienen y a donde van. En otras ocasiones, saber qué libros han escrito te lo dice todo. Y ya a estas alturas, en muchos casos, el simple nombre de quien habla enciende las luces rojas. Pero sea cual sea la "técnica" de evaluación, el parámetro es La Santa Biblia, toda ella, y nunca solamente los versículos que usan en sus discursos —si acaso citan alguno. Aunque para ello, debes estudiar Las Escrituras y no nada más asistir al templo cada domingo a calentar la banca, como un gran porcentaje de "hermanos" acostumbran en nuestras iglesias.

Cuando escuchemos algún mensaje, de esos en mp3, video o en vivo de alguno de esos que se publicitan como los grandes predicadores, ungidos, apóstoles, profetas y demás, seamos como los hermanos de Berea: no importa que sea el mismísimo Pablo o Silas, si el mensaje no está respaldado por La Escritura, no es de Dios, por bello, bonito, alentador o "poderoso" que pueda sonar. Deséchalo, "una golondrina no hace verano".