Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño;
porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos.
Romanos 13:11

Un blog de Ministerios Jesús 24x7®

sábado, 31 de diciembre de 2011

Oración de Año Nuevo



¡Oh Señor! Sólo por tu amor hemos sido rescatados y por tu voluntad y poder hemos sido hechos tus hijos.

Sólo por tu misericordia y bondad hemos podido llegar hasta aquí. Sólo por tu fidelidad hemos recibido tantas bendiciones en el 2011.

Concédenos vivir una vida que te agrade en este nuevo año que iniciamos, agrádate también de nuestro servicio en tu reino y prospéranos en Tus caminos.

Que te busquemos sin descanso cada día y que pongamos nuestro empeño en obedecerte y cumplir tu voluntad.

Y finalmente pero más importante aún, que te amemos como Tú ordenas que lo hagamos.

Te agradecemos todo y todo te lo suplicamos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

(Tomado de Ministerios Jesús 24x7)




Foto de Isidoro Merino

jueves, 22 de diciembre de 2011

Por qué celebro la Navidad




Por qué celebro la Navidad
Por David Franco, Diciembre de 2011

Porque Él se hizo hombre
y no estimó el ser igual a Dios
como algo a lo cual aferrarse
y vivió y habitó entre nosotros
y fue obediente hasta la muerte
y muerte de cruz.

Porque Él caminó el sendero al calvario
en obediencia voluntaria al Padre
poniendo su vida para mi redención,
siendo levantado al tercer día por el Padre
dejándome a otro Consolador.

Porque Él ha pagado por mis culpas
y lavado con su sangre mi maldad.

Porque Él vive ahora y por todos los siglos
y estaré en su presencia por la eternidad.

Porque Él nació un día en un pesebre,
por eso, por esto, celebro la navidad.




martes, 20 de diciembre de 2011

¿Por qué no debo buscar triunfar?

«Le pregunté a Jehová Dios: "¿Señor, por qué no debo buscar triunfar en el mundo?" y Él me contestó: "Porque no eres del mundo. Sin embargo, si yo así lo deseo y lo dispongo, harás cosas que a los ojos del mundo podrían significar que has alcanzado el éxito, pero será para gloria de Mi Nombre, para que Mi reino siga avanzando y tú, tú serás tan sólo mayordomo de lo que ponga en custodia tuya. Y vendré sin previo aviso y arreglaré cuentas contigo por lo que, si a tus manos llegara algo más de lo estrictamente necesario, ahora sabes para qué te lo habré dado"».

—David Franco, «La Carrera No Ha Terminado»